Faldas lisas vs faldas estampadas

faldas estampadas

La falda es una prenda que por lo general es fresca y cómoda al mismo tiempo, por eso es más demandada en las epocas del año en las que hace calor. Sin embargo, nuevos diseños que pretenden innovar, ser más provocativos  o simplemente romper esquemas de moda tradicionales, pueden incurrir en hacer que una falda resulte calurosa (si la tela es muy gruesa) o incomoda (si es demasiado ajustada).

La libertad de movimiento que éstas den tendría que ser requisito impresindible para las faldas que se ofrecen a chicas cuya rutina exige agilidad e incluso intrepidez, sin caer en la desfachatez que tal vez permiten los jeans.

Los diseños de la primera imagen cumplen con ese ideal de libertad, ya que se conforman por pliegues que dan mayor apertura al paso. Gracias a su estampado, por si solas lucen muy modernas, y es sencillo imaginar con cuál blusa o camiseta del guardarropa harían perfecta combinación. En otras palabras, son la prenda principal del atuendo.

Por el contrario, si se mira una falda lisa, la que más llamará la atención será la blusa. No obstante, no se puede subestimar la gran utilidad que puede tener una prenda sin patrón o figuras que la adornen: es más común que se tenga más variedad de blusas estampadas con las cuales combinar una sola falda lisa, que tener muchas blusas lisas para hacer juego con una falda adornada por figuras.

faldas lisas

Es decir, en el guardarropa promedio, por cada falda roja, como la de la esquina superior derecha, habrá quizás tres o cuatro blusas que tengan detalles rojizos, mientras que por cada falda floreada como la de la esquina inferior de la primera imagen, no habrá demasiadas blusas azules o blancas completamente lisas.

Aunque, claro, todo va en función de lo que cada una tienda a elegir cuando va de compras.

Foto: Toast

Por Itzel Danae M Dorantes

Comentarios

blog comments powered by Disqus