Llevar jeans rasgados

ripped-jeans

Los jeans rasgados están entre los favoritos de las tendencias actuales. Se trata de una prenda que confiere un toque de rebeldía y estilo. Sin embargo, hay que considerar algunos detalles a la hora de llevarlos, para que nuestra imagen salga de lo convencional y no caigamos en el error de un aspecto desaliñado. Tomen nota.

  • Hay que diferenciar entre jeans rasgados y jeans rotos. No es lo mismo una abertura en los cortes que una rotura asimétrica de gran tamaño. Lo segundo no sólo resultaría incómodo, sino que podría pasar por un detalle involuntario. Si los cortes están reforzados por dentro, tu prenda lucirá rasgada y no rota, además de que no se estropeará al lavarla.
  • Aunque siempre existe la posibilidad de rasgar tus propios jeans, la mejor opción es comprarlos (eso puede ayudar a afianzar el punto anterior). Recuerda que el proceso de rasgado de las distintas marcas incluye una cobertura química que dota de resistencia la prenda: difícilmente conseguirás ese acabado en casa.
  • Si aún quieres transformar tus jeans viejos, puedes revisar este tutorial (en inglés) donde el proceso se describe paso a paso.
  • Los mejores pantalones rasgados suelen estar, además, drapeados: presentan la combinación de dos colores, mostrando manchas más claras en determinados lugares de la tela (los cortes, por ejemplo). El rasgado luce mucho más, pues se crea un efecto de volumen.

No olvides combinar tus jeans rasgados con prendas que no tengan ese mismo estilo: nada como usarlos con una blusa blanca de corte básico.

Foto: Megyarsh

Compartir

Warning: A non-numeric value encountered in /home/katxumoto/efectomoda.com/wp-content/themes/Newspapernew/includes/wp_booster/td_block.php on line 326