Trucos para no arruinar un pantalón en el planchado

planchar pantalones
Los pantalones suelen ser unas de las prendas más complicadas para mantener en el guardarropa, en especial si el lavado y el planchado lo tenemos que hacer nosotras mismas porque se requiere de mucho cuidado y hasta un poco de experiencia. Considerando que un mal planchado de pantalones puede arruinar una perfecta apariencia te traigo algunas recomendaciones para esta labor.

Ten en cuenta que los pantalones plisados son muy difíciles de planchar por lo que es mejor que se los dejes a los expertos de la lavandería. Pero para planchar cualquier otra clase de pantalones ten en cuenta los siguientes consejos:

– Voltea los pantalones con lo de adentro fuera, después alisa los bolsillos y plánchalos. Ajusta la temperatura al material adecuado para que no los vayas a dañar o a dejar arrugas de quemaduras.

– Quita los pantalones de la mesa para planchar y pon la parte de la cintura dentro de la parte más delgada de la mesa. Empieza a rotar los pantalones a medida que vayas planchando la parte más alta del pantalón.

– Pon una manga del pantalón directamente sobre la otra, alinéalas bien. Dobla la manga de encima y plancha la parte interior de la manga que está debajo desde la bota hasta la entrepierna y después desdobla la manga de encima y plancha la parte exterior de la otra manga. Luego voltea los pantalones y haz lo mismo al revés. Si prefieres que no quede una línea en medio, sólo acomódalos y plancha las partes exteriores.

– Si quieres ponerle una línea en medio a las mangas del pantalón, sólo debes poner el pantalón al derecho nuevamente, alinea el tiro y después sostén la plancha a unos centímetros de las mangas y aplícales una descarga de vapor por todo el borde que deseas formar.

Foto: It’sGreg

Compartir