Fragancia Cimabue de Dawn Spencer Hurwitz

En la actualidad existen miles de perfumes en todo el mundo para toda clase de estilos. Pero muchos de los que podemos conseguir en las perfumerías y tiendas especializadas están hechos para chicas jóvenes, con aromas dulces y azucarados, muy comerciales. Pero es más difícil conseguir una fragancia que refleje a una mujer moderna y con gustos exquisitos, por eso cuando se tiene, es mejor aprovecharla.

La fragancia Cimabue es una de estas fragancias y adquiere su nombre del artista que creo el arte Bizantino, que se caracterizaba por sus retratos de la virgen María en diferentes escenarios y que se encargó de hacer el camino para que llegara el renacimiento. Y esta fragancia se inspiró en esa clase de arte para convertirse en un producto indispensable.

Cimabue fue creada por la perfumera independiente Dawn Spencer Hurwitz, que es reconocida por tener su pequeño imperio perfumero de personas que desean aromas que no sean tan comerciales y que empezó su carrera como una pintora y siguió trabajando en la famosa perfumería Essense de Boston, y desde allí se concentró en crear perfumes que tuvieran un ambiente de pieza de arte, creando así su propia línea de Parfums des Beaux Arts.

Este perfume tiene todos los toques que a las mujeres nos gustan en los aromas que nos ponemos ya como adultas como los aromas orientales que se combinan con notas de miel de cera de abejas, sándalo y rosa absoluta de Marruecos, entre algunas otras. Dawn Spencer Hurwitz describe esta fragancia como un viaje exótico a través del tiempo y el espacio en una botella. Este perfume lo puedes conseguir en la página de la diseñadora en DSHPerfumes.com

Foto: DSHPerfumes.com

Compartir