Cabello a capas

Cuando tenemos el cabello cortado por capas existen días en que amanece con exceso de volumen e imposible de manejar, otros luce aplastado y sin gracia, hasta llegar al punto de ponernos al borde de un ataque inesperado de ganas de cortarlo y ponerle fin a los diferentes niveles. Pero antes de hacer algo de lo que nos podamos arrepentir, les comento unos consejos para sacarle todo el provecho a este estilo.

Si se tiene cabello delgado, fino y lacio, nuestro objetivo será crear volumen. Se sugiere dejarlo largo y hacer las capas solamente en las puntas, porque si las hacemos desde muy arriba el cabello puede tener la apariencia de estar mal peinado y aún más delgado. Otro consejo es usar el secador de abajo para arriba, lo que le dará más volumen desde la raíz.

Para el cabello ondulado lo mejor es que luzca suelto, sin peinar y sexy. Hacer varias capas pueden darnos esa forma natural y de movimiento, por lo que se recomienda realizarlas más hacia las puntas que hacia la corona. Para tener un look natural se recomienda secar lo más posible el cabello con la toalla y dejarlo al natural para que tome así sus ondas propias.

El cabello rizado necesita control sobre los rulos y minimizar volumen. Con esta clase de cabello se necesita ser cuidadosa con las capas, si el cabello es arriba de los hombros se pueden hacer varias capas para que se vean sueltos y naturales, pero si es debajo de los hombros se debe hacer menos porque podría levantarse hacia los lados y verse gigante. Se recomienda siempre utilizar acondicionador y cremas para peinar con control de volumen y anti frizz.

Compartir