Perfeccionar cualquier atuendo con unos botines

Algunas veces tenemos el atuendo perfecto, pero no sabemos cómo complementarlo porque las botas muy altas le quitan una parte del encanto y unos zapatos hacen que sintamos que falta algo. En ese momento es que llegan a jugar un papel muy importante los botines, que no son ni botas ni zapatos, pero que cubren nuestros pies en días fríos y dejan a la vista parte de tus piernas cuando así lo quieres.

Y es que una gran cantidad de atuendos en realidad no están completos sin un par de estos zapatos y los fashionistas afirman que ningún guardarropa está completo sin algunas de estas bellezas. Y es que las palabras como «hermosas» y «adorables» no son suficientes para describir estos accesorios, que además van perfectamente con una gran variedad de prendas, que son muchas más de las que te imaginas.

Estos botines te los puedes poner con un par de leggings o de jeans ajustados para que te cubran el tobillo, pero dejen ver lo largo de tus piernas, dejando que se te vean las formas de abajo de la rodilla, también te las puedes poner con una falda o un vestido con algunas medias veladas opacas o hasta transparentes. Esta clase de zapatos hacen que cualquier prenda que te pongas se vea automáticamente mejor, lo que hace que compita con los jeans y las blusas negras que también ocupan un lugar de importancia en tu clóset.

Un buen atuendo que incluye botines es este de jeans ajustados, una camiseta blanca, una chaqueta que combine con tu bolso y unas de ellas como las de Belstaff que son en piel y tienen un tacón de diez centímetros; para un look más casual te recomiendo estas de Bess que son de gamuza y que puedes acompañar con un vestido suelto y una chaqueta de jean; y para un look un poco más chic y hasta rockero te recomiendo estas negras de Alexander McQueen que tienen un tacón de doce centímetros y deja ver parte de tus dedos.

Foto: Net a Porter

Compartir