Cómo llevar vestidos de satén color nude

Como parte de un look naïf, el color nude es elemento clave para definir un outfit y a partir de él añadir el resto de las piezas, el maquillaje y el hair style.

Cuando la pieza principal es un vestido el textil del que está hecho tienen mucho que ver con la tendencia de moda que sigue. Cuando se trata de satén y raso, nos remitimos a un estilo sutil y femenino, propio de los atuendos nocturnos y festivos. Por ser muy brillante, se sabe que los accesorios deben preferentemente no ser de plástico, y que el corte de la prenda tiende a lo armónico y a lo clásico.

Los pliegues del satén favorecen a ornamentar la caída de los vestidos, por lo que el calzado puede ser tanto plano como de tacón: el primero conviene para vestidos con detalles infantiles o con ornamentos poco pretenciosos, mientras que los tacones altos hacen buen juego con os diseños extravagantes que juegan con lentejuela o pasamanería.

En ambos casos, es buena idea incluir por lo menos un detalle en un color que contraste, así no lucirás monótona ni simple. Un clutch marrón, por ejemplo, combinará cromáticamente muy bien, sobretodo si eres una mujer de piel morena claro.

Foto: People en español

Compartir