Cómo elegir el color de tinte para el cabello

Elegir el tinte del cabello es algo más complicado, si lo que quiere es obtener un teñido perfecto que te favorezca y te haga sacarte mucho partido, que escoger un color de tinte de cabello solo por el que anuncia el empaque, hay que elegir basados en el tono natural de la piel y no como solía pensarse por el color de tu cabello, porque aunque esto también es importante, el cabello a medida que pasa el tiempo cambia en su textura, en su color, en la tonalidad y puede no resultar tan ventajoso un teñido con tu color natural de piel.

Por ello es importante tener presente a la hora de elegir, además de asesorarse de un experto puesto que el fracaso en el tinte resulta uno de los problemas más difíciles de arreglar en cuanto a estética capital, que hay dos premisas básicas: la piel es la que define el color a elegir, y esas tonalidades de piel se dividen en dos, a partir de ahí, la elección de tinte de color de cabello, es fácil.

Para las mujeres con la piel en tonalidad amarilla o piel con tono pálido, los tintes que se elegirán serán, todos los tonos de caoba y castaño oscuro para esas pieles ligeramente con tono amarillo porque la combinación aligera la tonalidad y combina estupendamente pero en cuanto a las pieles con tono pálido, se eligen los castaños claros todo lo contrario al tono de piel amarillo, y también los rubios funcionan perfectamente.

Las mujeres que tienen un tipo moreno, y cuya piel se inclina por el suave tono uva, o moreno intenso, los tonos de tinte de cabello que se deben elegir son los rojizos, porque ellos le dan un toque de contraste que hace más atractiva la combinación.

Las rubias con piel sonrosada, pueden optar entre oscuros como el coffee o el chocolate o intensos rubios que se inclinan hacia el beige.

Compartir